Antes de nada os diré que todos los trabajos que aquí se muestran estan realizados con imagenes, videos, etc. tomadas de la red, respetando siempre su autoria y copyright, si alguna persona considerá que en este blog se incumplen las normas, solo debe comunicarmerlo y estaré encantada de atenderle y solucionar el problema.

Espero disfruten de mi Blog y les guste tanto como a mi.

La joven de la casa antigua


La joven de la casa antigua


Se dice que en un pueblo cercano a China, Nuevo León, hubo un joven llamado Jorge que salió a descansar un poco de lo cansado que andaba de estudiar, salió a caminar un poco a pesar de que estaba a altas horas de la noche, se perdió entre las casas que estaban cerca de la suya, pero le dio curisidad porque entre esas casas había un tipo de paraje solitario en el que la gente solía caminar de día.
Decidió ir a relajarse un poco, pero ya muy dentro del paraje se extrañó al ver una luces como de un lugar alumbrado y decidió ir a ese lugar. Se sorprendió al encontrarse con una casa de estilo antigua porque se sabía que en ese lugar no había nada, pero decidió ver (mirar) por las ventanas.
Vio unas personas que vestían como antiguamente, con ropas muy viejas (de la época). Sus miradas fueron detectadas por una joven que se le hacía llamar Florentina. Lo invitó a pasar y platicaron toda la noche; pasaron las horas para Jorge y decidió irse despidiéndose de Florentina, pero olvidó la chamarra a propósito para volver a encontrarse con Florentina. Se fue prometiendo volver.
Ya eran como las 2:00 am de la mañana y le habló a su amigo de confianza relatándole lo que le había pasado; el amigo se sorprendió porque lo que él conocía en ese lugar era sólo una casona vieja y deshabitada que estaba allí desde la época colonial.
Volvieron para verificar, y cuál fue su sorpresa que se encontraron con una casa vieja y deshabitada, pero decidieron entrar y encontraron la chamara de Jorge en el piso. Casi salen corriendo del susto. Pasó un tiempo y Jorge decidió buscar infomación acerca de esa casa y sólo encontró que había muerto una jovencita llamada Florentina desde sus 15 años en esa misma casa: "era la que él había visto platicando con ella".
Fin