Antes de nada os diré que todos los trabajos que aquí se muestran estan realizados con imagenes, videos, etc. tomadas de la red, respetando siempre su autoria y copyright, si alguna persona considerá que en este blog se incumplen las normas, solo debe comunicarmerlo y estaré encantada de atenderle y solucionar el problema.

Espero disfruten de mi Blog y les guste tanto como a mi.

28 octubre 2011

Recetas


Bizcocho de Calabaza


Ingredientes (8 personas):


Preparación: 

Bizcocho de Calabaza



1- La calabaza la hacemos dados pequeños, y la ponemos a cocer al vapor

2- Cuando esta la calabaza cocida, la machacamos con un tenedor y mezclamos con el azúcar

3- A la mezcla anterior añadimos los huevos, la harina, el aceite y la levadura

4- Mezclamos todo bien, ponemos en un molde y metemos al horno, precalentado, a una temperatura de 180 º unos 30 minutos

POEMA DEDICADO A CLAUDIA

POEMA DEDICADO A
CLAUDIA
POR
ANGEL BARRADO SANCHEZ

Claman los dias  y con armonía el sol brilla dando luz a tu cara,
  en tu imperio,  cuerpo soñado.
  La vida feliz y amada, deseos de amor pasean en mi mente,
  solo un nombre. Claudia.
  Eres donde esta el dia y la noche en su brillante oscuridad.
 Las estrellas y la luna con su luz dormida, iluminan tus ojos,
 como dos luceros, renace el amanecer.
  Donde el imperio,  es tu nombre,   tu voz callada lamento de los lobos,
  el alma escodida,  en un refujio tu timido corazon late tu nombre.
  Claudia.
  Tu pelo mueve el viento, como ojas caídas .
Soledad melancolíca.
,En la roca del mar, graban tu nombre,
 En el imperio del coral caballitos de mar cabalgan, 
 las ranas cantan a la luna
y el alkon sobre vuela el aire en el templo de tu corazon.
Claudia

DEDICADO A CLAUDIA
AMIGA DE MI MUJER
CON MUCHO CARIÑO Y AFECTO
NO CAMBIES NUNCA

LEYENDA DE HADAS


EL HADA DEL LAGO



Esta leyenda o cuento, nació en el sur de Gales en lo alto de las Montañas Negras donde hay un misterioso lago.
Muy cerca de allí, en una humilde granja, moraba una viuda con su hijo Dafydd. quien acostumbraba a llevar el rebaño a pastar junto al lago. Así pues, cierta mañana, al joven le sorprendió ver brotar de sus aguas a una hermosa joven de piel muy blanca y larga cabellera rubia, que comenzó a peinarse haciendo servir la superficie del lago como espejo

  Maravillado, Dafydd aproximóse porque no daba crédito a sus ojos, y sin saber que hacer no se le ocurrió otra cosa mejor sino ofrecerle su desayuno que consistía en un pedazo de pan y un trozo de queso. El hada se le acercó andando por encima del agua, pero, aunque sonreía, no aceptó el presente, y le dijo que no era con un mendrugo de pan seco como la conquistaría, advertido lo cual desapareció dentro de las aguas del lago.


De regreso a la granja fue a contarle a su madre lo sucedido y ella le recomendó que, la próxima vez, le llevara masa de pan a la mágica criatura. El consejo fue escuchado por Dafydd y al siguiente día corrió al lago con su rebaño. La estuvo esperando horas y horas y al atardecer, cuando ya desesperaba, el hada compareció, más bella que el día anterior si cabe, y Dafydd le ofreció de nuevo su presente, rehusándolo ella otra vez, con el añadido de sus enigmáticas palabras de que no era con masa de pan como la conquistaría.
Desolado, regresó el joven a la granja y entonces su madre le aconsejó que probara llevándole un pan a medio cocer.
                                                                               
Daffyd madrugó muchísimo para estar cuanto antes en el lago a la mañana  siguiente, pero madrugó en vano porque las horas fueron transcurriendo y el hada no se presentaba. Llegó la noche y él se iba a marchar muy apesadumbrado cuando vio que avanzaban sobre las aguas del lago varias vacas negras y detrás surgió ella. Daffyd corrió a su encuentro metiéndose en el lago, le ofreció por tercera vez el pan y el hada aceptó sonriente. Él estaba tan emocionado que bajó la vista sin saber que decir, descubriendo en ese momento que ella mostraba roto un lazo de su sandalia izquierda.

Al cabo Daffyd, reunió todo su valor, y le dijo:
-Hada del lago, me he enamorado de ti y te ruego que consientas en ser mi esposa.

Semejantes palabras la sorprendieron, pero, después de escuchar durante mucho rato las apasionadas palabras del joven, acepto tomarle por marido, con una condición.
-Nos casaremos y no me separaré de ti hasta que no me maltrates de obra por tres veces y por tres veces me grites.
Daffyd juró y perjuró que nunca haría tal cosa, que antes se cortaría la mano que hacerlo.
Mientras tales juramentos profería, ella dio media vuelta abismándose en interior
del lago.

Daffyd pensó que se le había burlado y decidió quitarse la vida, para lo cual trepó a una alta roca y ya iba a tirarse de cabeza al lago cuando en ese instante pudo escuchar una fuerte voz que exclamaba:
-¡Detente, joven irreflexivo, desciende ahora mismo de ese peñasco y acércate!
Dafydd miró hacia abajo descubriendo a un anciano caballero de noble aspecto al que acompañaban dos lindas doncellas. Olvidando sus propósitos suicidas, descendió.
-Se me ha dicho que pretendes casarte con una de mis hijas -le dijo el caballero-, puedes hacerlo ya que otorgo mi consentimiento, mas antes debes señalarme a aquella a quién te hayas declarado.
Dafydd se sintió muy seguro de su victoria, sin embargo, en cuanto contempló a las dos hermanas dióse cuenta de su error ya que ambas eran tan idénticas que parecían gemelas, e incluso vestían y peinaban de igual manera.
Muy desalentado, estaba a punto de darse por vencido cuando una de las dos hizo un imperceptible movimiento con el pie y al fijarse pudo él advertir que calzaba la sandalia rota de su amada aparición.
Esta es! -exclamó jubiloso Dafydd, cogiéndola de la mano.
-Muy bien -dijo el anciano-, has elegido correctamente. Te la doy por esposa con una espléndida dote de vacas, cabras, ovejas, cerdos y caballos. Ahora bien, no tienes que olvidar que si llegas a maltratarla de obra por tres veces y por tres veces le gritas, regresará al fondo del lago conmigo y nunca más la volverás a ver.

Dafydd volvió a jurar y perjurar que él no haría jamás semejante cosa, pues antes se cortaría una mano que hacerlo, y el trato quedó cerrado desapareciendo el padre con su otra hija, y marchándose Dafydd y su prometida con la escolta de un inmenso rebaño que, brotando de la nada, les siguió mansamente hasta la granja.
El hada del lago y Dafydd se casaron al poco tiempo y fueron muy felices durante varios años. Cierto día, Dafydd y su esposa, tuvieron que ir a una boda que se celebraba en el pueblo más próximo pero hallábase un poco lejano para ir a pie. A medio camino su esposa se quejó de cansancio y el marido fue a buscar un caballo. Como ella le había pedido que le trajese los guantes, olvidados al salir, Dafydd regresó con montura y encargo al  mismo tiempo, mas, para su sorpresa ella le dijo entonces que ya no quería ir a la boda, "porue es mejor así", lo cual enfadó mucho a Dafydd, quien, sin poderse contener, la abofeteó con los guantes mientras le gritaba:                        
-¡Por supuesto que irás, ya estás montando en el caballo inmediatamente!
Ella subió al caballo y le dijo con tristeza:
-Recuérdalo, esta es la primera bofetada que me pegas si me maltratas de obra dos veces más y me gritas, ya sabes lo que sucederá.
 
Dafydd recapacitó entonces acordándose de su juramento y se prometió a sí mismo no volver a maltratar a su esposa nunca más ni de obra ni de palabra.
Pero transcurrió el tiempo, y fueron de nuevo invitados, en esta ocasión a un bautizo. Estaban en medio de la fiesta que siguió, todos muy contentos y brindando a la salud del recién nacido, cuando el hada del lago se echó a llorar con desconsuelo, mirándola todos muy sorprendidos y su marido el primero.
-¿Por qué lloras? -quiso saber Dafydd, a lo que ella repuso en voz lo suficientemente alta para que todos la oyeran:
-Lloro por la suerte de este pequeñín cuyos días sobre la tierra van a ser muy cortos.
         Los asistentes se quedaron desagradablemente impresionados , sobre todo los padres del niño como es de imaginar, y Dafydd, que por otra parte había bebido más de la cuenta, la agarró por los hombros sacudiéndola con rudeza.
-Pero, ¿qué dices, es que te has vuelto loca? -gritó.
Ella, con las lágrimas resbalándole por las mejillas, le dijo:
-Recuérdalo, me has maltratado de obra y de palabra por segunda vez, si lo haces una tercera ya sabes lo que sucederá.
Dafydd se asustó mucho al oírla y prometióse a sí mismo, que nunca más volvería a maltratar a su esposa ni de obra ni de palabra.
Transcurrió el tiempo, no demasiado, y un mal día fueron llamados al entierro de aquel niñito cuya desaparición había predicho el hada del lago. Se hallaban todos en tan triste reunión, cuando en el momento en que bajaban el ataúd a la fosa, ella se echó a reír alegremente en medio de la consternación general
-¿Qué estás haciendo, desgraciada, es que no tienes en cuenta el dolor de estos padres? -exclamó su marido horrorizado, a lo que ella redobló sus risas.
Escuchando aquello Dafydd, sin pensárselo dos veces, le cruzó la cara con un par de bofetadas, y en ese preciso instante comprendió lo que acababa de hacer.
El hada del lago dejo de reir y contemplando con tristeza a su marido le dijo:
-Mi risa la producía la alegría de saber que este pobre niñito había dejado de sufrir por causa de su enfermedad... Esposo mío, me has maltratado de obra y de palabra por última vez. Todo ha concluido entre nosotros; no volverás a verme. Adiós.
Y así diciendo el hada desapareció y nunca más Dafydd volvió a verla, lo que le originó tan grande dolor y arrepentimiento que un día se metió andando en el lago hasta que el agua le cubrió por entero sin que su cuerpo fuera encontrado jamás.





La Garganta del Diablo (Leyenda Mbyá Güraní)


Fatigado por la ardua tarea de esparcir maldades, Añá detuvo su trajinar de milenios en la desembocadura del río Iguazú. La siesta americana calcinaba duendes remolones cuando el diablo recostó su osamenta ígnea sobre el cauce del Aguas Grandes.
El río, con maternal gesto, extendió una húmeda sábana sobre aquel cuerpo envuelto en llamas y Añá, ingratamente desaprensivo, cayó en la autotentación de beberse toda el agua cristalina: Abrió su bocaza volcánica y el Iguazú, violentamente defraudado, despeñó en ella su furia líquida. Desde las fauces del mismo infierno, telúricos rugidos sísmicos sacudieron la tierra anunciando que el agua vencía al fuego una vez más.
Repentinamente endurecido, como lava bruscamente enfriada, el cuerpo de Añá quedó aprisionado para siempre entre los barrancos y desde la Garganta del Diablo, en un sostenido Yriapú disfónico, el río retornaba como espuma y niebla.
Es por esto que los Mbya-Guaraníes reconocieron en esta parte del mundo el Yvymaraey , “La Tierra Sin Mal” que buscaban en su peregrinar planetario.

El águila (leyenda de los Comechingones)


Cuenta la historia que cuando se instalaron los españoles en América y la sangre aborígen comenzó a correr por los valles y tiño de rojo los ríos y arroyos que serpenteaban entre las tierras, los Comechingones recordaron la leyenda del águila que había escuchado de sus abuelos. Y la volvieron a contar porque era casi su única esperanza; algún elegido vendría por el ave a traer la paz, para, por fin, lograr la hermandad entre los pueblos.
Se dice que existió una chica de nombre "Arabela" que poseía cualidades extraordinarias y que, convertida en mujer, las desarrollo en defensa de su tribu. con su sabiduría y fina percepción guío las batallas, y logró , de esa manera, que resistieran más allá de la posibilidad humana. Y, si bien. "la historia la escriben los que ganan", nadie podrá negar la valentía con la que lucharon los Comechingones, cuyo grito de guerra resultó conocido y temido por los adversarios.
Arabela, la enviada, murió luchando por su pueblo, pero su alma se encuentra protegida por el vuelo triunfal del águila libre. Por eso, desde entonces, este pájaro representa no sólo la libertad sino también el deseo divino de hermandad entre los hombres; anhelo que vivirá hasta que todos entiendan que es el único camino hacia la felicidad.

LEYENDA DE LOS OSOS PANDA

LA LEYENDA
DEL 
OSO PANDA


   La leyenda cuenta que un día un oso panda fue atacado por un tigre. Una niña trató de defenderlo y el tigre se la comió. Cuando los pandas, que en ese tiempo eran todos blancos, se enteraron de la historia, se pusieron muy tristes, y se pusieron ceniza en las patas en señal de luto. Cuando se abrazaban se pintaron el lomo de negro, y cuando se secaban las lágrimas se pintaban la cara y las orejas. Por eso ahora los pandas son bicolores, en memoria de esa valiente niña.




En 1869, el padre Armand David, de la congregación de misioneros lazaristas y experimentado naturista, halló en una granja china de Sechuan la piel de un animal que no reconoció. La envió a París y, posteriormente, remitió más pieles como aquella. No obstante, hasta 1937 no fue visto fuera de China el primer panda vivo.
Es un carnívoro, de color blanco y negro. 


     Le han usurpado el nombre al pequeño panda, que en principio se llamó oso gato, pero que ahora se conoce como "panda menor o común" o "panda rojo", para diferenciarlos.
Es un animal de complexión robusta, que mide 1.80 m de longitud, con la cola reducida a un simple muñón, y pesa alrededor de 135 kg. Su grueso y denso pelaje es blanco, excepto las patas y las orejas que son negras, lo mismo que el contorno de los ojos y las paletillas, el arco que une las patas anteriores por el lomo.Tiene cinco dedos armados de garras en cada pie, y cada uno de los pies delanteros está provisto de un pequeño pulpejo que actúa como pulgar para asir. Las muelas son grandes y el cráneo ancho con resaltos prominentes, para la inserción de los fuertes músculos que necesita a fin de masticar tallos fibrosos. Habita en los fríos y húmedos bosques de bambúes en este del Tíbet y sudoeste de China.



Omnívoro. Se creía que vivía exclusivamente de los tallos de bambú, luego se supo que durante las 10 o 12 horas diarias que emplean para comer, se alimentan de otras plantas tales como: yerbas, gencianas, lirios, azafrán, así como también de peces, roedores y aves.

Los pandas son animales solitarios excepto en la época de celo, pasan la vida principalmente en el suelo, pero trepan a los árboles cuando los persiguen los perros. 

Se muestran activos todo el año, sabiéndose poco más acerca de este reservado animal que vive en regiones inaccesibles, cuando por vez primera fueron capturados vivos con destino a los parques zoológicos. 
Los pandas alcanzan su madurez sexual entre los cinco y los siete años de edad.

    La época de reproducción se desarrolla durante la primavera (de mediados marzo a mediados de mayo). Durante esta época de dos a cinco machos pueden competir por una hembra fértil. Cuando un macho se destaca sobre el resto obtiene el derecho a copular con la hembra. 

La gestación del embrión (que puede pesar entre 90 y 130 g, lo que representa 1/900 parte del peso de la madre) dura, en promedio, 135 días. Normalmente nacen una o dos crías, si se diera el segundo caso, la madre optará por continuar la crianza de sólo una de ellas (la que note con mayores probabilidades de sobrevivir). La cría rechazada es abandonada y muere. Este comportamiento, observado en varias especies, se da cuando le es imposible a la madre cuidar de varias crías, por lo que elige a la más apta (aún no se conoce cómo realiza la madre esta selección, pero está siendo estudiado por los científicos).
 
La baja tasa de natalidad, la alta tasa de mortalidad infantil y la destrucción de su ambiente natural lo colocan bajo la amenaza de la extinción. La ley china es muy rígida en cuanto a su caza, lo que ha disminuido esta problemática. En 1995, un terrateniente fue sentenciado a prisión perpetua por haberle disparado a un panda. Al año siguiente, dos hombres fueron condenados a pena capital después de ser capturados portando pieles de panda y mono dorado.  A partir de 1997 la pena para los infractores pasó a ser de 20 años de prisión. 


Las trampas para ciervos almiscarados y osos negros muchas veces acaban hiriendo a los pandas.
El número de pandas salvajes en China está estimado en 1600. En 2000 se contaban 1.114 ejemplares, esparcidos por territorios que tienen una superficie total de 23.000 km² en las provincias de Sichuan, Gansu y Shaanxi. Estudios en 2006, basados en exámenes de ADN extraído de excrementos de panda, indican que podría haber 3.000 animales en libertad. Existen 239 pandas gigantes en cautiveiro en China. Más de un centenar de ellos están en un centro especializado en Sichuan. Otros 20 especímenes se encuentran distribuidos por los principales zoológicos del mundo.
El 2005 fue considerado un gran año para los proyectos de cría en cautiverio de la especie, 25 crías nacidas en zoológicos y centros de reproducción sobrevivieron. En 2004 sobrevivieron apenas 9 crías.
Lamentablemente, la especie está en peligro crítico de extinción; ya que está muy localizada. Con 1.600 viviendo en las selvas y 188 en cautiverio (estadísticas 2004 - 2005), reportes demuestran que la cifra de pandas viviendo en libertad va en aumento. El oso panda es el símbolo de WWF (Fondo mundial para la protección de la naturaleza) desde 1961.





IMAGENES DE ANIMALES 2

ESTAS IMAGENES SON
PRECIOSAS