Antes de nada os diré que todos los trabajos que aquí se muestran estan realizados con imagenes, videos, etc. tomadas de la red, respetando siempre su autoria y copyright, si alguna persona considerá que en este blog se incumplen las normas, solo debe comunicarmerlo y estaré encantada de atenderle y solucionar el problema.

Espero disfruten de mi Blog y les guste tanto como a mi.

20 octubre 2011

Chistes y bromas

La pregunta es.

¿CAERÁ EL DÓLAR O NO? , YO PERSONALMENTE CREO QUE NO (VER GRAFICO EXPLICATIVO ABAJO)


Moraleja: EN TIEMPOS DE CRISIS, HAY QUE APRETAR EL CULO. 

LEYENDAS DE LA CIUDAD DE CACERES


La Noche de San Jorge


El 22 de abril, Cáceres revive la noche en la que fue recuperada de manos musulmanas. La batalla entre moros y cristianos así como la quema del dragón son los momentos más atrayentes en una noche mágica.




Cuenta la leyenda que en siglo XII cuando Cáceres se llamaba aún Alqazires y su señor era un importante musulmán, los cristianos luchaban por devolver la ciudad al poder del soberano castellano, pero eran tiempos díficiles y llevar a cabo semejante empresa era peligroso e intrincado.
El señor de la ciudad tenía una hija de gran belleza y bondad por la que era conocida en todo el territorio musulmán que ocupaban en la península. Su padre intentó desposarla con apuestos y ricos pretendientes, sin embargo ella argumentaba motivos religiosos para no contraer matrimonio. El verdadero motivo era que ya había entregado su corazón a un capitán cristiano, pero las religiones que ambos profesaban les oligaban a mantener su amor en secreto.
A medida que pasaba el tiempo la lucha se transformaba cruenta y feroz hasta el punto de separar a los amantes fisícamente. La belleza de Alqazires se tornó triste y sus habitantes sólo pensaban en la guerra. Mientras, la bella joven recibió una llamada del capitán cristiano para encontrarse, sin embargo, este encuentro significaba la traición a su padre y a la ciudad entera.
Cuando los cristianos tomaron Cáceres, la ciudad fue arrasada por completo. En aquel momento el señor musulmán descubrió que su propia hija le había traicionado hasta el punto de traicionar también a su pueblo. Cuando la hija acudió a rendir cuentas a su padre y le confesó que le había entregado las llaves de la ciudad al capitán cristiano conmocionó tanto al padre que éste le prometió el castigo más cruel.
El final de la muchacha es aún un secreto. Según cuenta la leyenda el padre conocía los secretos de la brujería, de los que hizo uso para convertirla en gallina y pagar así por su acción. Otros afirman que la muchacha fue atada a las columnas del aljibe para que muriera ahogada.
La festividad de San Jorge, patrón de Cáceres, evolucionó hasta la actualidad. La noche del 22 de abril se escenifica en la Plaza Mayor la lucha entre moros y cristianos y la quema del dragón que simboliza el fuego que arrasó la ciudad la noche del asalto cristiano. Además, en recuerdo de la joven transformada en gallina se esconden dos huevos de oro en la ciudad monumental, ambos dotados con premios para quien los encuentre.

LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO

Habla la leyenda de una trágica y triste historia de amor, gracias a la cual pudo, ya de manera definitiva, conquistarse Cáceres. Este hecho ocurrió en una noche de San Juan, una de aquellas en que el misterio y la brujería parece respirarse con el aire; en aquellos tiempos en que Cáceres era aún musulmana y su nombre era Al-Qazires, dominio de un musulmán cuyo nombre se desconoce.

El cristianismo aún luchaba por el dominio de la ciudad, algo en absoluto sencillo... El nombrado señor musulmán tenía un hija cuya hermosura, tan triste y melancólica como encantadora, de belleza tal que los juglares apenas podían ofrecer sino una sencilla mención, algunas vagas palabras que apenas se acercaban a la realidad.

Tan arrebatadora era su hermosura, que todo musulmán de la Península y de mucho más lejos, incluso algunos de los más ricos y nobles, habían pedido, en vano, desposarse con ella. Decía la muchacha a su padre que Alá no quería aún que ofreciese su mano. Pero la realidad era que ella había dejado de ser dueña de su corazón, pues lo había entregado a un impuro, a un capitán cristiano. Y, ni que decir tiene, jamás su padre vería con buenos ojos aquella relación; por lo que la joven doncella guardaba en cautiva soledad su secreto.

Pues quiso el azar que un día se cruzasen las miradas de los futuros amantes... y en apenas un segundo, sus corazones comenzaron a latir desbocados... tan solo una mirada... y durante tiempo y tiempo, se encontraban a escondidas, ocultos de ojos ajenos, juntos en la nostalgia de la noche... sintiéndose desamparados cuando habían de partir.


Los días y los meses se sucedieron y las batallas redoblaron su crudeza, dándose día y noche y ambos bandos (moros y cristianos) vivían sólo por y para la guerra. Debido al cargo del capitán y a la vigilancia de la doncella por parte de su padre, los amantes no pudieron verse durante lo que a ellos se antojó una eternidad... Entonces, él pidió que se encontrasen a las afueras de la ciudad, durante la noche... y la bella joven no pudo negarse. Mas quiso la tragedia empañar este, en otras circunstancias, mágico y hermoso momento, pues, apenas dos días después, la ciudad cayó bajo ataque cristiano, destruidas las defensas y muertos gran parte de los habitantes.

En la misma noche del ataque, el señor musulmán (que, para más inri, era brujo) llamó ante su presencia a su hija... y ésta, rompiendo a llorar, por pena, dolor y ante todo, por aquel amor imposible que tanto daño hizo, confesó a su padre que había entregado las llaves de un pasadizo que daban acceso a la ciudad a aquel cristiano a quien antes hubo dado su corazón. Incapaz de perdonar la pérdida de la villa, el moro-brujo tampoco pudo perdonarla a ella... y buscó venganza. Castigó a su propia hija, condenándola a vagar por siempre jamás, recorriendo las calles de Cáceres; ella convertida en una gallina de oro y sus doce sirvientas en polluelos del mismo metal. Cuentan algunos que en ocasiones la han visto, en la noche de San Juan, recuperar su forma humana y corriendo por las calles para alejarse de quienes pudieran verla llorar por su culpa y su dolor. .

Sin embargo, y dejando a un lado la leyenda, hay que decir también la triste y trágica realidad, pues en todo cuento hay un tanto de verdad: el castigo consistió en atar a la doncella a los pilares del aljibe (en la Casa de las Veletas), abandonándola para que agonizase lentamente, ahogada en las aguas que llenaban el lugar. Se dice que aún hoy pueden escucharse en la noche de San Juan los lamentos y gritos agonizantes de una mujer joven, procediendo de las cámaras del aljibe. 

















MI LINDA CIUDAD

CACERES
PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

    El imperio Romano llego a estas tierras sobre el siglo primero A.C, disponiendo de la colina Norba Caesarina permanente desde allí, hasta que mas tarde en el siglo V, los Visigodos tomaron por la fuerza dicho asentamiento.
Ese mismo lugar junto a la colina, posteriormente pasando el siglo IX, tropas Musulmanas retomaron las tierras, creando una rustica parada militar, en su luchas contra la cultura Cristiana que provenía del Norte y avanzaba. Tras años de enfrentamientos, el avance del Cristianismo era inevitable, pese a los esfuerzos, el monarca del Reino de León, Alfonso IX ... se hará cargo de la ciudad en el año 1229.
    A partir de esa fecha es cuando la ciudad adopta a San Jorge como su Patrono, ya que la llegada de Alfonso fue el día 23 de Abril, coincidiendo con el día en honor del Santo.
Como es el caso de otras ciudades y provincias, a partir de la llegada de la cultura Cristiana, es donde comienza la historia actual de las tierras, desarrollándose el comercio, su economía y construyendo palacios e iglesias , que particularmente en el caso de Cáceres se conservan de un modo increíble, aún tantos años después.

FOTOGRAFIAS